UNA INFUSIÓN, MIL PROPIEDADES

14.11.2018 13:39

Ya sabéis cuánto nos gusta incluir infusiones en nuestra dieta. Además de ayudarnos de forma sencilla a tomar el agua necesaria en el día es también una fuente inagotable de propiedades diversas que nos ayudan en los diferentes momentos del año o a cuidar las distintas fases por las que pasa nuestro organismo.

En verano las infusiones frías o con hielo son una opción magnífica de hidratarnos y termoregularnos y en las épocas de frío las infusiones calientes también nos ayudan muchísimo a entrar en calor y a mantener un correcto hábito hidratante, habida cuenta que en estas épocas, fuera de los momentos en que estamos realizando actividad física o deporte (a veces incluso en ellos), la sed disminuye y solemos tomar menos líquido del que probablemente nos convendría. Se dan en estas épocas de comienzo del frío muchas otras circunstancias que necesitan esa ingesta de agua extra, por ejemplo los catarros, tos y mucosidad, incluso alergias fuertes de otoño o invierno por tener los espacios más cerrados y mayor concentración de polvo y ácaros o simplemente distinta vegetación y hongos, en ambos casos la hidratación es imprescindible para mejorar el estado de salud y por supuesto diluye y ayuda a expectorar la mucosidad.

Este artículo sin embargo surge por el estímulo que una infusión en particular nos ha provocado y que hemos compartido con vosotros en redes sociales proponiéndoos un juego:

“Pista: Os dejamos 4 súper propiedades que, bajo nuestro punto de vista, destacan sobre las demás en esta súper infusión (q nosotres estamos tomando hoy)

- Ayuda contra gripes y resfriados al favorecer la expectación.

-ayuda a la vasoconstricción de la circulación cerebral cosa beneficiosa en caso de migrañas

- disminuye los dolores menstruales y ayuda en caso de sangrados abundantes.

-estimula en sistema nervioso central ayudando a combatir la fatiga.”

Vosotres nos habéis contestado algunas cosillas interesantes: 

Poleo Menta, jengibre, té con jengibre, jengibre con cúrcuma…

Parece que muches de vosotres tenéis claro lo absolutamente increíble y potente que es el jengibre y cuantísimas propiedades posee ;)

Y efectivamente es una de los componentes de la infusión que buscábamos:

Concretamente el listado de ingredientes son:

TÉ VERDE (70%) - HOJAS DULCES DE ZARZAMORA, JENGIBRE (6%), CÁSCARAS DE NARANJA (6%) 

Por una parte la corteza de naranja es rica en fibra soluble. Esto hace que ayude a disminuir la absorción de grasa y colesterol.

Las propiedades del té verde están relacionadas con sus principios activos que estimulan el sistema nervioso central, lo que nos despierta y combate la fatiga, a la vez queejercen un efecto de relajación de la musculatura lisa produciendo vasoconstricción de la circulación cerebral y con ello grandes beneficios en la migraña. Aunque probablemente su cualidad más conocida es la de ser un alimento antioxidante, lo que se debe a las sustancias conocidas como polifenoles y su aporte de vitaminas B y C. Como la naranja, el té verde es bueno para tratar el colesterol precisamente por tratarse de un completo antioxidante ya que es capaz de rebajar la oxidación de lo que se conoce como “colesterol malo” y por ende reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Por su parte el jengibre (que todes habéis relacionado con la pista ;P) influye en nuestro organismo a muchísimos niveles, disminuyendo los dolores reumáticos y menstruales, favorece la expectoración por lo que es un gran complemento para el tratamiento de catarros/gripes. También ayuda al correcto flujo sanguíneo así que, como el té verde, previene las enfermedades cardiovasculares. Además elimina los mareo y es de gran ayuda con el vértigo. También tiene propiedades afrodisíacas. Se dice que es un antidepresivo natural (aunque es imprescindible tener en cuenta que en los casos de salud mental nada sustituye al acompañamiento de los médicos y profesionales y a la medicación cuando sea necesario). Otras de las propiedades que se le adjudican son el combatir el envejecimiento prematuro y el reducir los niveles de estrés, disminuir las migrañas al bloquear los efectos de la protasgladina, facilitar la digestión…

Por último, las hojas de zarzamora son el cuarto y último ingrediente presente en esta infusión y quizás el más desconocido aunque no por ello el menos potente, de hecho están llenas de taninos, avonoides, vitaminas y antioxidantes, menos que el fruto de la misma planta eso sí. Todo esto convierte a las hojas de zarzamora en un antioxidante que ayuda al sistema inmune, un antiinflamatorio muy eficiente(también en caso de infamaciones de garganta, antihemorroidal, etc.), astringentes (aunque esta no sería la propiedad más destacable de esta mezcla, en casos concretos de diarreas por ejemplo podrían tomarse con agrimonia mejor que con té y naranja), también ayuda en caso de menstruaciones muy abundantes y pesadez de estómago.

Esta infusión nos llegó de la mano de los organizadores de la carrera a pie de Terrassa contra el cáncer de páncreas y que consiguieron preparar unas bolsas para el corredor y corredora realmente espectaculares. El incluír por ejemplo este tipo de productos naturales, económicos y saludables en este tipo de eventos y sus obsequios son una muy buena manera de darlos a conocer y que todes podamos probar y jugar con las infusiones. Una forma mucho más que eficiente de conseguir resultados positivos para nuestro organismo.

Por cierto durante estos días que hemos estado tomándola podemos constatar que las teóricas propiedades que se le adjudican efectivamente se perciben (ya que esta redactora escribe en los últimos días de un catarro otoñal fastidioso:P), así que... ¡probadla y contadnos! :)

Míriam Pasalodos (Redactora)