PURITO, BTT, PISTA, TONDO, MARCHAS, CARRERAS, PRUEBAS... ¿Hoy existe el final de la temporada ciclista?

06.06.2019 12:36

Siempre que llegan los cambios de temperatura y comienza el calor nos encontramos inexorablemente con la tesitura de decidir si la temporada ciclista ha terminado o no, y de ser así ¿cuándo? 
 
En primer lugar pongámonos en contexto. No hace tanto las temporadas ciclistas estaban clarísimamente acotadas, aproximadamente entre las fechas de invierno-Navidad a verano. EL deporte de las dos ruedas se practicaba de otra manera, los y las ciclistas éramos menos y las disciplinas eran distintas por lo que los diferentes tipos de ciclismo según categoría tenían una serie de características muy concretas. Hoy todas esas líneas se han difuminado. Las carreras competitivas máster, élite, etc. han variado, el cicloturismo a nivel de marchas también lo ha hecho y junto a ellas muchos otros ítems de este deporte a nivel amateur
Debemos tener muy en cuenta en este punto que hoy en día el ciclismo se ha convertido en algo más que un deporte para tornarse para muchos y muchas en un hábito saludable, una rutina sana que ayuda al equilibrio físico y mental y, en consecuencia, un estilo de vida, una filosofía. Así debemos tener en cuenta que precisamente por haber aumentado exponencialmente el número de deportistas el mercado se ha reinventado también. Se mantiene vivo todo el año, innova y produce según puede, manteniendo a las personas enganchadas todo el año. 
Esto sumado a todo lo demás hace que hoy no haya una “temporada ciclista” como tal, a lo que antiguamente podíamos referirnos con fecha casi exacta de inicio y final. Hoy la “temporada” se alarga durante todos los meses del año de manera que cualquier persona pueda encontrar la fecha que le ayude a realizarse y pueda tener objetivos que le mantengan motivado durante todo SU calendario personal.
Así pues, aunque se haya mercantilizado muchísimo con el deporte también podemos agradecer que en cierta medida esa transformación del ciclismo amateur y ese aumento de público y demanda ha beneficiado a todas las personas que por circunstancias laborales, circunstancias familiares o muchos tipos de circunstancias hasta ahora no han podido llevar un plan de entrenamiento correcto y eficiente que les permitiese dar un determinado resultado en marchas o pruebas concretas por estar colocadas en unas determinadas fechas.
hoy por hoy el deporte se adapta a nosotres, por ejemplo en muy poco tiempo vienen una gran cantidad de tremendas pruebas, sirvan de muestra las imágenes adjuntas donde observamos en una búsqueda muy básica y azarosa la cantidad de resultados y retos que se nos plantean por delante.
Las 24 horas ultradistanicia de Montmeló que el año pasado corrimos en abril las correremos este año en septiembre por poner un ejemplo basado en la experincia.
 
Todo esto tiene una consecuencia básica que no podemos obviar: nuestra preparación física no es como la que teníamos que llevar años a. Nuestro cuerpo no va a necesitar que entrenemos de una manera determinada durante sólo unos meses sino que nos va a demandar una preparación global y continua
Es de lectura imprescindible en este sentido el artículo sobre calendario-fases-descanso donde ya habíamos empezado a hablaros de ello. Como decíamos ahí las “fases” deberán ser adaptadas a cada persona, a cada objetivo, a qué fechas son teniendo en cuenta por ejemplo que será totalmente diferente a competir con calor que con frío, será totalmente diferente el tipo de entrenamiento que podamos hacer o no en periodos vacacionales, de alto estrés laboral…

Recordamos también aquí que hay que tener muchísimo cuidado con los falsos estados de forma y que como hablamos en otro de nuestros recientes artículos, es en situaciones muy puntuales donde puede gestionarse el entrenamiento para que una persona consiga llegar a ese punto de rendimiento necesario, pero tenemos que tener muy en cuenta que eso nos va a conllevar posteriormente una serie de perjuicios que debemos valorar y debemos contemplar para futuro. 
La mejor manera de llegar en el mejor estado de forma física y mental y de gestionar y flexibilizar el entrenamiento y el calendario deportivo es mantener nuestro hábito saludable deportivo. 
Y hábito requiere que sea continuado en el tiempo. El plan deportivo que llevamos diario, permite que vayamos haciendo un trabajo progresivo, sin prisas, con tranquilidad y al contemplar exactamente nuestras necesidades personales, organismo y circunstancias, hace que sea eficiente, rentable y efectivo
Vamos a incidir aquí en el verano concretamente ya que es una época donde un plan además de técnico debe ser flexible y creativo sin dejar de ser óptimo. Y esto es muy, muy importante porque en esta época las circunstancias son muy variables. 
Por ejemplo quienes tenemos familia y tenemos hijos o hijas en edad escolar vamos a tener que hacer un cambio total de rutinas y horarios que influyen en nuestro entrenamiento pero que NO debe influir en nuestro rendimiento.  Nuestro plan es el que se tiene que adaptar a nosotros y a nuestros objetivos no al revés. Si no, a veces pasa que el deportista deja el entrenamiento de golpe y luego quiere retomarlo en el mismo punto de forma en que estaba y eso es imposible. En caso de que vaya a darse un periodo de descanso hacer una preparación para ese periodo valorando el trabajo ya hecho, el rediseño del plan de entreno que cuente con qué podemos hacer o no, si cabe compensatorio, etc. y posteriormente, acabado el descanso, volver otra vez siempre contemplando el ítem de la progresión a ir aumentando la intensidad y la carga de manera que podamos llegar a la recuperación de forma rápida pero real. 
Cada vez más todos vosotros y vosotras tenéis unos calendarios muchísimos más amplios sin limitaciones en lo que se refiere a pruebas a las que queréis ir y hacer un buen papel. En ese sentido es en el que hoy nos gustaría transmitir la importancia de hacer el cambio de chip que ya he hecho el mercado, que ya han hecho las federaciones, que ya han hecho las organizaciones de pruebas competitivas o no competitivas (como por ejemplo las marchas cicloturistas)… y que ahora nos toca hacer a los deportistas. 

 

Ya no hay un calendario en una temporada cerrada. Ahora es mucho más largo y mucho más intenso y vamos a necesitar tener muy claro que objetivos nos marcamos y cómo los vamos a conseguir. Toca mantener un entrenamiento que no sea a corto plazo y para llegar a un objetivo muy concreto sino para mantener un estado de forma óptimo y puntas de rendimiento cuando necesitemos. Pero sobretodo un hábito, una rutina, que nos permita mantener un punto de partida alto. No jugar con la salud. Nunca infravalorar riesgos. No dejarse llevar por las vísceras y echarle cabeza.

 
Como siempre podéis consultar sin compromiso rcr19 y ya sabéis que os ayudaremos a compaginar la pasión deportiva que tenéis con cualquier circunstancia que sea vuestra vida y a sacar el máximo rendimiento en cualquiera de las pruebas que os queráis plantear de forma objetiva, realista y profesional. 
También tenéis más información en nuestra Hemeroteca.