POSIBLES DOLORES Y MALESTAR CON EL CALOR EN EL DEPORTE

06.08.2018 12:21

Empezamos negando la mayor y es que es importantísimo aprovechar esta época donde las molestias y dolores suelen ser más importantes para comprender que el malestar tiene una raíz y que es ahí donde debemos solucionarlo.

Ese dolor de espalda tras una noche calurosísima, esos dolores en las rodillas tras bajarnos de la bicicleta… NO SON CAUSADOS POR EL CALOR.

Obviamente el sistema nervioso se ve afectado por las temperaturas  más extremas del año (a las que no estamos acostumbrados) sin embargo, y aunque eso acrecente el malestar, un dolor de cervicales, de espalda o de articulaciones tiene que tratarse correctamente.

Para empezar, unos hábitos correctos nutricionales durante todo el día ayudará a mantener la correcta hidratación y regulación térmica pero es que además debemos SABER Y ENTENDER QUE ES IMPRESCINDIBLE una buena gestión de la comida y bebida antes, durante y después del esfuerzo físico. Hay que saber cuándo y cómo tomar agua, sales minerales, frutas, hidratos inteligentes, etc.

Del mismo modo un correcto cuidado específico del sistema muscular con entrenamiento inteligente, pautado y eficiente, complementado con las correctas rutinas de flexibilidad, una correcta nutrición (repetimos), los descansos necesarios, una buena higiene postural siempre y en todo momento y una vivencia del deporte sana (que permita un bienestar emocional a todos los niveles y una correcta conciliación de todas las facetas de tu vida) SERÁN CLAVE, pero si el dolor pesiste DEBEMOS ESCUCHAR LO QUE NUESTRO CUERPO NOS DICE y tratarlo de forma específica.

POR ÚLTIMO, SOBRETODO EN EL CASO DEL CICLISMO: EL AJUSTE A TU BICICLETA, la revisión de cada detalle, zapatillas, medidas y posición, es IMPRESCINIDIBLE para no forzar tu cuerpo.

NO TE VAS A ACOSTUMBRAR. Nunca. Cómo máximo vivirás con la molestia como si fuera normal y NO, EL DOLOR NO ES NORMAL. El dolor es un síntoma de que hay que revisar algo.

Llegados a estas alturas de la temporada el cansancio y ese malestar o dolor sumados con un estado físico de incomodidad puntual como pueden ser las olas de calor, nos desmotiva, nos agota y una vez realizadas esas pruebas o metas que querías alcanzar (a veces antes incluso de hacerlo y siempre de forma no totalmente satisfactoria) dejamos de pronto la actividad física de golpe hasta “descansar”. En realidad lo que pretendemos es olvidar el malestar y ya si eso retomar en otoño. Sin periodo de transición, sin prestar atención a lo que el cuerpo nos ha estado pidiendo o lo que necesita para recuperarse de la temporada de forma correcta y mantenerse feliz y motivado en cuidarse, quererse y superarse.

Y en otoño vuelta a empezar, y “parece que duele menos” cuando en realidad sólo estamos más relajados, menos expuestos a riesgos ambientales y no llevamos el trabajo de una temporada a las espaldas. Y de nuevo en verano “puf!” y así en un ciclo sin fin que acaba o con lesiones o con el abandono del deporte que tanto te gusta, eso sí, siempre en una sensación de brutal frustración.

EL DEPORTE/ACTIVIDADFÍSICA  DEBE CONTEMPLAR TODO y de forma inteligente. Nutrición, entrenamiento, descanso,estiramientos y movilidad… y en el caso del ciclismo EL AJUSTE CORRECTO DE TU MÁQUINA. El éxito es la suma de todo y lo principal para lograr cultivarlo, cómo en cualquier planta, no se ve, pero ES LA RAÍZ de dónde toda "hoja" de sueños cumplidos se alimenta ;)