LOS EXCESOS Y SU COMPENSACIÓN

27.12.2016 12:53

Ya hemos escrito antes sobre la forma de mantener un cierto sentido común en las fiestas navideñas. Sin embargo este año nos habéis preguntado de nuevo sobre cómo compensar los excesos y además nos hemos levantado con esta imagen inundando facebook y otras redes sociales: 

Es normal que estéis inquietxs por que aunque no sea un problema de cantidad es muy problable que el tipo de alimentos que hayamos tomado no hayamos podido elegirlos y cierto es que en todas estas comidas y cenas navideñas si hay un denominador común es los productos muy salados, con exceso de grasa o de difícil digestión.

En primer lugar, NO PASA NADA por que en una época concreta que son un par de semanas al año comamos algo más de esos alimentos perjudiciales o menos eficientes. 

Sobretodo, dejad de amargaros los días y las comidas y dejad de amargárselas a los demás. A todo el mundo le gusta cuidarse pero estos días suelen tomar una actitud más relajada por que QUIEREN y es su opción, no es respetuoso ni de buena educación pasarse el rato hablando de peso, grasa o criticando lo que hay en la mesa. Ojo, no sabemos qué o cómo se siente la persona que tenemos delante, no conocemos sus inseguridades o dudas. El culto al cuerpo y el esclavismo a una imagen en concreto hacen mucho daño a muchas personas. Ten cuidado con pasar el rato enfocando el interés en ese tema concreto. Sobretodo y particularmente si hay niñxs o preadolescentes delante. Si quieres transmitirles un valor o preparar una cena que también les haga bien a ellos  es muy fácil, elije bien la mesa a que te vas a sentar, háblalo previamente o encárgate tú. Una vez sentados no es el momento.  

Y entrando en el meollo de vuestras dudas el primer paso para lograr que las comidas navideñas no supongan un brusco desequilibrio nutricional es llevar una dieta (durante todo el año) que sea sana pero también flexible. De esa manera nuestro cuerpo no vive en estado continuo de alerta y en búsqueda de reservas, si no que digiere y metaboliza de forma relajada. Así que si llevas una dieta sana basada en el sentido común no tienes por qué preocuparte excesivamente. 

En segundo lugar, en caso de que alguna de las citas "para comer" que se dan en estas fechas sean en tu casa opta por introducir en el menú platos o elaboraciones ricas en fibra y muy bajas en grasa. Prestar atención a la presentación y trabajarse un poquito la elaboración hacen que unas simples alcachofas al horno puedan ser un gran primer plato cargado además de beneficios nutricionales.

El postre es otro de esos momentos donde podemos contrarestar y compensar un poco las comida y lo mejor es que, previo aviso, podemos llevarlo como "detalle" a la casa a la que estamos invitados y que podamos disfrutar todxs de un "digestivo" lleno de beneficios. Ejemplo: Sorbete natural de kiwi (kiwi natural triturado con zumos varios decorado con fruta de la pasión. Sin azúcar y sin más complementos salvo en la decoración)

También debemos aumentar en los días previos o posteriores los alimentos que nos ayuden a depurar e hidratarnos: Remolacha, Yogur Natural, Brócoli, Acelga, Espinaca, Pera, Legumbres, Alcachofas, Frambuesas... Es importante que pensemos que no sólo necesitamos prestar atención a la "grasa" también debemos depurar los órganos y restablecer la correcta hidratación en el organismo por que el alcohol y la sal en estas fiestas son dos de los puntos más perjudiciales para nuestro cuerpo a TODOS los niveles. 

Dicho todo lo anterior LOS MILAGROS NO EXISTEN, la única forma de ayudar al cuerpo a que se sienta bien, que esté activo y que pueda gestionar los excesos y desequilibrios a que le sometemos (no sólo comida, también desajutes del sueño, cambios de temperatura muy radicales con ambientes excesivamente cálidos, ropa incómoda y demasiado ajustada en el abdomen, etc....) es el ejercicio. 

  • Un paseo por el bosque en famila por la mañana antes de una comida navideña es una gran opción. 
  • Si no tienes familia o podéis convinaros para tener todxs vuestro tiempo, salir en bicicleta o a correr también lo es. 
  • En las horas posteriores a la comida dar un paseo por la ciudad, jugar a juegos físicamente activos (ejemplo kinect ) o bailar serán siempre buenas opciones. 
  • En la medida que sea posible una rutina de fitnes  al levantarse o antes de acostarse también ayudará mucho a tu organismo. 
  • Y por supuesto ESTIRAMIENTOS. Una correcta rutina de estiramientos puede resultar más eficiente en este época que en ninguna otra aunque no te lo parezca.
  • Es el momento ideal también para realizar masajes que ayuden a la recuperación y a la correcta circulación.  
  • También es un gran momento para empezar el día con duchas frías que activen el metabolismo
  • Los automasajes con cremas de efecto frío  en las zonas de más acumulación de grasa antes de dormir aumentarán su efecto y ayudaran a conseguir resultados. 
En fin, sin  novedad en el frente ;) , como siempre Rcr19 te aconseja ARMONÍA. Sentido Común y equilibrio: Alimentación + ejercicio
Para cualquier otra duda o para preguntar por nuestros masajes o planes nutricionales contacta el el 626 40 15 03