LA PSICOLOGÍA EN EL CICLISMO

11.02.2012 19:32

 

MENS SANA in CORPORE SANO
 
El  cuidado de la Mente y el Cuerpo tienen que mantenerse en una unión ineludible e imprescindible.
 
Pensamientos, emociones y rendimiento deportivo son conceptos más íntimamente ligados de lo que normalmente creemos. Así, la ejecución deportiva, el mencionado rendimiento, se perjudicará mucho si no podemos mantener la mente en un equilibrio.
 
Los entrenamientos  del deportista deben también ir en la dirección de perfeccionar y mejorar el manejo de recursos y técnicas psicológicas, que le permitan controlar pensamiento, emoción y ejecución deportiva, con el fin de superar los objetivos deportivos de manera eficaz.
 
La mente manda, coordina, ordena… es una de las principales responsables de nuestros éxitos y fracasos.
 
El estrés, la presión, el cansancio, la frustración… si no lo controlamos pueden echar por tierra el esfuerzo y el sacrificio de los profesionales.
 
La psicología ofrece una serie de recursos como la focalización de la atención, el control sobre las expectativas y la confianza en uno mismo, que estando en equilibrio y en armonía consiguen aumentar exponencialmente el rendimiento deportivo y muy especialmente, y si cabe aún más importante, consiguen que disfrutemos del deporte que practicamos.
 
El ciclismo, su filosofía y una psicología correcta en su desarrollo, facilitan no sólo los recursos que al deportista le permiten un rendimiento pleno, si no que por otro lado, ayuda a la mejora del afrontamiento de cualquier otra situación, buena o mala de la vida. Ayuda a gestionar todas nuestras experiencias vitales, a disfrutar y a vivir más plenamente.
 
Entre las variables que afectan más especialmente están:
Ansiedad y estrés - Presión psicológica - Falta de motivación - Concentración y atención - Estabilidad y control emocional - Seguridad y confianza en uno mismo y sus posibilidades
 
Hay muchas ayudas distintas para mejorar el estado mental y el equilibrio emocional ante cualquiera de los anteriores factores.
Muchas veces técnicas simples de relajación, consignas que podamos recordar fácilmente, el aprender nuevas maneras de ver las cosas a través de distintas filosofías como por ejemplo las orientales, el tener a alguien con quien hablar, o el aprender técnicas para potenciar nuestra autoestima, son trucos sencillos, simples y que en poco tiempo, tras asimilarlos y automatizarlos, nos ayudarán en todos los campos de nuestra vida. Especialmente en el deportivo.
 
¿No sería magnífico aprovechar todos los recursos que el ciclismo nos ofrece para crecer más como personas?  ¿Para ver partes de la vida y de nosotros mismos a las que el resto de las personas no pueden acceder?
Con un buen entrenamiento físico y psicológico podemos hacer de nosotros seres completos con una capacidad de superación y de realización personal sin límites, con gran fuerza de voluntad. Además de conseguir una actitud positiva ante cualquier problema o duda que nos invada.
Todas estas variables son imprescindibles para llegar a todos los objetivos que nos marquemos como deportistas, aunque sobretodo, como personas.