¿HACER EL PESCADO AZUL SABROSO Y REBAJANDO EL PORCENTAJE DE GRASA? ¡CLARO!

19.11.2013 10:27
El pescado azul tiene un sabor intenso y agradable. Aunque es un pescado más graso en la época de frío podemos aumentar su presencia en la dieta. Nos proporcionará calorías muy sanas además de sus beneficios habituales:
- Alto porcentaje de proteína.
- Ácidos grasos Omega3.
- Cinco veces más Vitamina D que el pescado blanco.
(Reconócelos por su piel azulada y su cola en forma de V. Opta por opciones congeladas que si están  mejor de precio no empeorará sus propiedades ni el sabor siempre que descongeles correctamente)
Si bien el salmón o el atún puede hacerse pesado para algunas personas debido a que tomarlo a la plancha y desgrasado (cocinándolo primero a fuego medio sin aceite (o con una gota si la sartén se pega más que una sanguijuela), por la parte de la piel, y tapado para que suelte la grasa. La retiramos y seguimos cocinando) puede hacer que la textura resulte algo seca. 
 
Os damos dos opciones para que pase mejor y ¡OS ENCANTE!
 
Para el Salmón a la plancha:
COMPOTA DE MANZANA. ¡Exquisito! 1 manzana grande (para este plato mejor Golden) y un chorrito de agua en un cazo tapado. Una pizca de sal. En el momento que la manzana se cueza y quede muy tierna se pasa por la batidora. NADA MÁS. Es una pasada. ¡Pruébalo!
 
 
 
Para el atún a la plancha:
 
CEBOLLA CARAMELIZADA. Tomamos una cebolla bien grande y la cortamos en juliana. Ponemos una sartén con aceite abundante y cuando esté caliente añadimos la cebolla una pizca de sal por encima y le damos un par de vueltas (¡Qué no se dore! Dos vueltas para repartirla bien en la sartén pero nada más). Añadimos una pizca de avecrem (caldo de pollo) (o similar) y un chorrito pequeño de vino blanco. Dejamos que se evapore bajamos el fuego a bajo-medio y tapamos. Dejamos que cueza el tiempo que sea necesario hasta que el aspecto sea aproximadamente el de la imagen. Si la pasamos un poco más tampoco pasa nada. La sacamos y la colocamos en un colador hasta que suelte la última gota de aceite, la pasamos sólo un poco por papel de cocina y la reservamos en un bol. Caliéntala para ponerla sobre el atún. ¡VAS A ALUCINAR!
 
Bueno, ¡pues a disfrutar!