EL BLANCO EN LA DIETA

28.08.2012 15:16

LOS LÁCTEOS PARA LOS QUE PRACTICAMOS DEPORTE SON UNOS GRANDES ALIADOS, YA QUE NOS APORTAN:

  • ·         Hidratación
  • ·         Aumento de la resistencia
  • ·         Recuperación tras el ejercicio
  • ·         Incremento de la masa muscular y pérdida de grasa
  • ·         Disminución de daños musculares

SIEMPRE HABLAMOS DE LÁCTEOS DESNATADOS QUE NO NOS APORTEN MATERIA GRASA,

Y SOBRETODO: SIN ABUSAR... COMO SIEMPRE LO PRIMERO ES EL SENTIDO COMÚN.

En cuanto a la LECHE DE VACA:

contiene carbohidratos, electrolitos, calcio y vitamina D (éstas dos últimas favorecen la fortaleza de los huesos). Lo más desconocido para la gran mayoría es que la proteína que proviene del suero lácteo y la caseína son excelentes recuperadores favoreciendo la regeneración y creación de tejido muscular dañado con el entreno.

Antes de entrenar son buenos siempre que sea con moderación, añadir  un café con leche con fructosa al desayuno es ideal antes del entreno. Por supuesto nada de sacáridos (sacarina), el aspartamo es un alimento que a la larga favorece la aparición de cáncer si se abusa de él.

Después de entrenar, justo entre el cuarto de hora y  la primera media hora posterior, es bueno  tomar batido de cacao con leche, aunque la mejor opción con diferencia es el yogur líquido (éste sin desnatar) de fresa y plátano. El aporte de proteína favorece la recuperación muscular al mismo tiempo que sus carbohidratos están en una proporción óptima para el proceso regenerativo. A parte es una buena manera de rehidratarnos sin aportar exceso de calorías y grasas.

¡¡¡DURANTE EL EJERCICIO NO!!! ya que si se consumen gran cantidad de proteínas lácteas, el nitrógeno que se crea en el proceso digestivo provoca fatiga y activa la hormonas del relajamiento neuromuscular.

El problema principal es la intolerancia de la gente a la lactosa. Ésta es el azúcar derivado del carbohidrato lácteo y que afecta de forma negativa a mucha gente provocándoles vómitos, diarreas y malestar.

Aunque los productos sin lactosa que se pueden encontrar en cualquier súper pueden solventar sin problemas el hándicap que antes suponía la intolerancia. Marcas como kaiku y algunas marcas blancas disponen de un muestrario completo de productos

Otro de los perjuicios es la probabilidad de  que los lácteos produzcan trastornos respiratorios a personas asmáticas y/o alérgicas. Para solucionarlo es mejor tomar siempre productos desnatados.

Además en época de alergia (quién tenga) hay que reducir el consumo antes de entrenar.

Es importante recalcar la necesidad de consumir leche debidamente pasteurizada. En la actualidad la mayoría de organismos dedicados a sanidad y consumo en todos los estamentos, el regional, nacional o europeo, garantizan casi al 100% la calidad de los productos que encontramos en las tiendas, en las que además podemos encontrar opciones ecológicas o naturales que respeten tanto al medio ambiente como el bienestar del animal.

Aún así, de un tiempo a esta parte, muchas personas ante algunas nuevas informaciones y la siembra de dudas ante el consumo de los lácteos de origen animal optan en la actualidad por sustituirlos por los productos de soja o avena.

Las bebidas resultantes del tratamiento de estos vegetales, al igual que los productos animales, tienen opiniones a su favor tantas como en contra.

Dependiendo de la forma de cultivo, del tipo de proceso con que se realicen o del origen de los ingredientes, las mismas dudas que aparecen sobre los lácteos las vivimos respecto a la soja, la avena…

Como siempre, un producto de calidad que cumpla con todas las normativas y sea de absoluta confianza tiene también muchas buenas cualidades.

Por ejemplo:

La bebida de soja

(popularmente llamada leche aunque no lo es. Suele contener según la marca aceite, sales…) proviene de una de las legumbres que contiene todos los tipos de aminoácidos esenciales, además de lecitina que evita problemas cardíacos y mantiene las arterias limpias.

LA SOJA ayuda también ayuda a conservar el calcio natural a  través de sus proteínas, éstas también consiguen reducir el colesterol.

Los ácidos grasos que contiene son los poliinsaturados del tipo omega-3 imprescindibles para mantener una buena salud, ya que su consumo mejora la función inmunologica, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y mejora el nivel de triglicéridos.

La bebida de avena

también se obtiene a través de avena integral, agua, aceite de girasol sin refinar y sal.

LA AVENA es extraordinariamente digestiva porque las enzimas del almidón de la avena se transforman en maltodextrina, maltosa y glucosa.

Siendo además un producto muy rico en glúcidos lentos. Es muy rica en fibra, Beta-glucano, favorece la flora positiva intestinal.

Es muy rica en vitamina B lo que la hace ideal para calamar y fortalecer los nervios. Calma la ansiedad.

Tiene una buena composición de aminoácidos esenciales y además, sus azúcares lentos favorecen la actividad del páncreas y de la glándula tiroide.

En Rcr19 creemos que el incluir productos de avena, soja… en la dieta, la enriquece por supuesto, pero en principio no para sutituir totalmente al  lácteo de origen animal.

 

Todas las cualidades de cada opción son imprescindibles para mantenernos fuertes, tener una buena recuperación después del deporte y prevenir aquellas patologías que nos preocupan.

 

Es por ello que, si no es un problema de convicción, ideales o cultura en cuyo caso hay otras opciones para sustituir, nosotros recomendamos una dieta omnívora completa que cuente con todos los nutrientes de la forma más diversa.

Así nuestro cuerpo: órganos, músculos, huesos… resultan favorecidos.

Además, a nivel de sabor o de bienestar emocional nos cuidamos también con estas incorporaciones, de la misma medida que cuidamos nuestro físico con ello también trabajamos en ampliar horizontes, probar nuevas recetas, productos y disfrutar de lo que supone abrir la mente a nuevas formas de alimentarnos.

Como siempre os remitimos a nuestro artículo: la alimentación, un instinto primario. En el que se pone de manifiesto una de nuestras máximas: 

Comer es mucho más que alimentarse, es cuidarse, quererse y mimarse.