DUDAS SOBRE EL AZÚCAR Y LA DIETA

07.03.2013 12:35

 

¿Una comida sin azúcares añadidos conlleva irremediablemente el sufrir un déficit de glucosa posteriormente? No, en absoluto. Salvo en casos muy particulares en que nuestro entrenador nos indique lo contrario.

 

Los azúcares son muchos y variados con distintas propiedades, beneficios y perjuicios en la salud. No sólo se trata de los que comúnmente podemos encontrar en la estantería de nuestro súper habitual.

 
 
El azúcar blanco refinado es el más común de los azúcares que añadimos a nuestra alimentación y por norma general el más utilizado. Sin embargo hay muchas variantes y en caso de ser utilizado con el único propósito de endulzar, muchas otras opciones menos calóricas o más naturales. En breve el artículo "endulzantes o edulcorantes" que podréis encontrar en esta misma sección os ayudará a disipar dudas.
 
Los azúcares son necesarios en nuestro cuerpo y pertenece al grupo de los  hidratos de Carbono, uno de los 3 grupos principales que conforman una dieta junto con las grasas y las proteínas.
 
 
En este caso particular (azúcar refinado o similar) se trata de un hidrato de carbono de absorción rápida que también produce una rápida combustión en energía. Una mala gestión de este tipo de azúcares provoca la ansiedad del cuerpo por demandar más cantidad dados los bajones que sufre el organismo una vez quemada esa momentánea energía.
 

Como los azúcares los podemos encontrar en una innumerable cantidad y variedad de alimentos y cumplen un rol muy importante en el metabolismo, podemos conseguir su correcta presencia en nuestra dieta de forma controlada, adecuada y eficiente tomando alimentos en los que esta sustancia se encuentra naturalmente presente y nos proporcionan, además, una energía más eficiente y menos inestable.


Por lo pronto y para empezar aumentando la ingesta de azúcares que pertenezcan al grupo de los hidratos complejos cuya absorción es más lenta para conseguir, en lugar de fogonazos de energía y bajones inesperados, disfrutar de una sensación energética y de vitalidad más constante.
 
En este sentido pues Rcr19 recomienda no abusar (incluso excluir si te es posible) el azúcar refinado en la mayoría de los casos y conseguir los nutrientes, tanto hidratos simples como complejos, utilizando de forma correcta las opciones naturales que tenemos a nuestra disposición.
 

Ejemplo de Carbohidratos  Simples o de absorción rápida: glucosa, fructosa o dextrosa: la miel, el azúcar, los zumos de frutas, las harinas refinadas y sus derivados, como los dulces, el pan, etc. y también las frutas enteras con su fibra o los frutos secos.

 

 
Ejemplo de Carbohidratos Complejos o de absorción lenta: el almidón, glucógeno, celulosa: los cereales integrales, las legumbres, hortalizas y algunas frutas como los frutos rojos, fresas o cerezas. 
 
En general, la velocidad de absorción depende del contenido de fibra o grasa y de la manipulación que haya recibido cualquiera de los nombrados. Cuánto más natural sea el alimento y menos intervención haya recibido harto mejor.

 
 
Respecto a las personas activas físicamente, deportistas con alto desgaste o puntuales requerimientos de azúcares extra existen muchas opciones para completar la dieta sana que debemos mantener todos. Sales minerales, glucosa líquida…
 

Un entrenador personal o coach nutricional podrá indicarte qué suplementos puedes tomar, cuándo y de qué manera. 

 

Consulta siempre antes de hacer pruebas por tu parte que puedan resultarte dañinas. Aprovechamos este artículo pare recordarte que NO uses productos milagro o prohibidos. Piensa siempre en tu salud y en tu futuro. En tu vida, tus amigos, tu familia…
 
Tu potencial no está en un suplemento. Está en ti. Y si no lo entrenas no llegarás nunca a ser grande. No serás nunca el primero. Por muchas veces que cruces la meta antes que nadie. Persevera, sé constante y trabaja de forma eficiente y serás el mejor. El número 1. Y lo serás de verdad. Sobretodo: en tu conciencia. 

 

Rcr19 siempre está de parte de la actividad física y el deporte limpio. Podremos ayudarte sin poner en riesgo ni tu salud, ni tu dignidad, ni tu valía como deportista.