¿PARA QUIÉN ES LA CALLE?

18.05.2020 22:40

Hoy nuestra limpieza del local nos ha llevado a una profunda reflexión que no sabíamos como expresar. No queríamos parecer “jueces” ni “verdugos” pero tampoco “paternalistas”.

Luego hemos hablado con Noel y nos ha recordado que una situación denunciable debe ser denunciada y no por ello debemos sentirnos traidores o malvados guardianes de la alta moral. Aunque no debemos perder una actitud constructiva que no tiene por qué ser paternalismo.

Supongo que llevamos tanto tiempo enfrentados unos a otros, y no hablo de los grupos si no de los individuos, que vivimos en continua actitud defensiva. Esto nos agota, nos enfada más y todavía acrecienta el recelo y la desconfianza por los demás.

Así que hemos decidido sólo contar, lo visto y lo pensado. No podemos controlar lo que hagáis con nuestras palabras, pero sí podemos controlar que palabras decimos y con que pensamientos de fondo. Siempre que sea un pensamiento en positivo de cara a mejorar el bien común, no podemos errar. Lo máximo que puede pasar es que esté equivocada y eso no es más que una oportunidad para aprender algo más.

Esta mañana fui a limpiar de nuevo la puerta del local y a desinfectarla. La calle se mantiene más o menos limpia gracias a todas esas personas invisibles que hacen que nuestro mundo sea “vivible” (sí, un lugar insalubre no lo es).

Ya que estaba barriendo mi escalera he ido un paso más allá, luego otro, luego otor, hasta que he parado por que era un camino que no tenía fin. A penas la anchura de la puerta del local y hasta la carretera:

 Estas dos líneas acotan el trozo barrido.

 

 

 

 

 

 

 

 

Bien, esto es lo que he recogido:

Eran las 9 y media de la mañana y el sol comenzaba a picar fuerte. Hacía calor para ser el 18 de mayo, obviamente con unos grados extras a causa de estar limpiando con la mascarilla de rigor.

No puedo entender por qué hay tantas colillas en el suelo. En nuestra calle hay papelera y contenedor. Puedes apagar la colilla y tirarla en 3 pasos en la basura. No lo puedo comprender.

En un primer momento me he indignado muchísimo porque siempre leo que Terrassa es una ciudad sucia, sin embargo, en esta batalla en concreto una hoja, unas plumas y decenas y decenas de colillas. (Repito que sólo he recogido las de la zona marcada en naranja).

Esto dice muy poco de nosotros como conciudadanos.

Estamos hablando de una acera anchísima que permitiría que muchos niños y niñas jugasen estos días en sus franjas horarias con la distancia necesaria pero ¿cómo juegan nuestros niños y niñas en este suelo?

Eso sí, me ha durado poco la indignación, probablemente porque en estos días, si de algo estamos saturados en redes sociales, televisiones y WhatsApp es de indignación, odio, rencor, etc.

Así que no suelo quedarme mucho rato ahí. Entonces he pensado como cambiar esta situación.

He pensado en que cuando venía hacia el local, que está a penas dos calles de mi casa, también me he encontrado esto:

Una plaza de cemento donde nace la vida. Y es qe la belleza, esperanza siempre acaban abriéndose paso. Son incansables en su empeño de batir nuestro afán auto destructivo y destructivo en general.

Así que, hechos objetivos:

  • En nuestra sociedad falta muchísimo civismo.
  • En los barrios periféricos nos hemos tragado hasta el fondo el discurso de que la cultura y la educación es para los pedantes de la cultura que viven fuera de la realidad.
  • Estas dos cosas están vinculadas ya que, cuanta más educación más pensamiento crítico conmigo mismo y con los demás.

(OJO, No digo educación reglada, ni curricular, ni titulada, etc. Estoy hablando de educación y cultura, al alcance de todo el mundo en dos clics, el primero en el cerebro de uno mismo y el segundo en un teléfono, por ejemplo)

  • Nuestro pueblo vive enfadado y mirándose sólo a si mismo básicamente por que nunca nadie ha mirado por él. Pero sobre todo porque le han convencido de que nadie nunca mirará por él.
  • Las personas, como en aquella película del Rompenieves se entretiene con el Kronole y así se mantiene de espaladas al mundo entero.
  • Pero como buena droga, no es tan fácil de dejar. ¿De verdad alguien piensa aun hoy que si no se tratase del Soma de Huxley la gente de barrios humildes se seguiría quemando 5 euros de veneno en la boca cada día?
  • En la situación actual las horas y horas de confinamiento con las mismas personas, el estrés, la ansiedad y la crispación se multiplican exponencialmente y como nos han dicho que el tabaco relaja, quizás sea entendible el aumento de consumo y la pérdida de conciencia social durante esos momentos de consumo.

Mientras seguía fregando y pensando en todo lo aprendido parra constatar que lo antes enumerado son hechos y no opiniones, comienzo a pensar cómo podemos hacer algo para cambiar las cosas. 

(Contestación a los mismos puntos anteriores en el mismo orden)

  • No se puede cambiar la falta de civismo si las personas no estamos dispuestas a cambiar. Y eso no va a pasar. Nuestra herencia cultural no permite la reinvención de uno mismo. Eso te hace diferente y lo diferente se deja siempre fuera.
  • La percepción que tienen las personas de la cultura no va a cambiar al menos hasta que no sea accesible para todas las personas. Y eso no pasa. No es ya que no se puedan pagar el precio de los museos, centros culturales, teatros… (que por cierto podrían ser equitativos y no iguales para todo el mundo), es que no puedes ya pagar ni un cine en familia. Y si puedes, prefieres invertir en aquello que te hace alguien en tu tribu antes que en dos horas fugaces de las que no te queda nada más que un recuerdo (aunque te haya golpeado el interior sin apenas darte cuenta)
  • El pensamiento crítico es inexistente pero el problema real de la sociedad es que todos y todas pensamos que lo tenemos. Nunca, nadie, nos ha hablado de los sesgos cognitivos en la escuela. Vemos tertulias con gente titulada opinando cuando la lógica dice que deberían estar argumentando. La opinión se viste de verdad y la verdad se muere bajo las capas y capas de opiniones sin fundamentos.  ¿Cómo convences a alguien de dejar de aseverar y comenzar a preguntar y preguntarse si vivimos en un mundo de aseveraciones donde la duda es ridiculizada?
  • ¿Se puede hacer algo con el siguiente punto? Creo que sí, puedo hacer un experimento. Puedo escribir sobre ello y colgarlo en redes sociales. Pero no puedo conseguir que nadie lo vea, lo lea o lo transmita en debates y charlas para que todos y todas pensemos en como cambiar ello.
  • Cuándo fumar sirve aun para sociabilizar, “¿Salimos a fumar?”, ¿cómo convences a las personas que están haciendo absolutamente lo contrario?
  • Dejar de fumar es factible pero cuando estamos en una situación complicada parece que no es el momento, el problema principal es que, en este mundo líquido y cansado (son alusiones a libros brutales no os los perdáis), no hay momentos no complicados. Si tuviéramos momentos de paz el ruido cesaría, podríamos pensar y eso, por ahora, es lo más perseguido por el sistema.
  • Sí, esta es una situación complicada, pero en lo que respecta al tabaco, como cualquier otra. Por lo tanto, si puede dejarse hoy es tan buen día como otro.

Hay entonces dos puntos sobre los que puedo trabajar y están en mi mano, aunque sí Noel, también hay uno extra: puedo alzar la voz por el civismo, el respeto al prójimo y a nuestra ciudad y debo hacerlo. No siempre hay que hacerlo todo uno mismo, también hay que exigir el compromiso de los demás y recibir su ayuda para cambiar lo que una no puede.

Así que sirva este texto como denuncia en primer término y como propuesta en segundo:

RCR19 OS PROPONE DEJAR DE FUMAR.

Os vamos a dejar antes de fin de mes una página completa en nuestra web donde encontraréis una dieta mensual sana (SANA repito), ejercicios pautados en nuestro canal de YouTube que os diremos cómo y cuando ejecutar, trucos para manejar la ansiedad, trucos para no darse a la comida, trucos para dormir mejor y… todo lo que sea necesario para que lo consigáis.

No será un proyecto al uso, nada del mundo Pink lo es. Pero conduce a buen puerto, para ti, para nosotras, para todos y todas.

Imaginad que este verano los niños y niñas pueden salir a jugar con sus botellas de agua en esa acera enorme llena de sombra gran parte del día, y ríen y juegan y son felices en una acera limpia, cuidada y que les enseñamos que es suya, por tanto son responsables de mantenerla limpia y en condiciones.

¿Lo imagináis? Lo haremos.

Así pues, esperamos que este texto sirva de reflexión y que las personas dejen de tirar sus porquerías al suelo por que es su suelo, es su casa y debemos cuidarla como hacemos de puertas a dentro.

Y por supuesto que veáis que ante un momento indignante que podría servir para lanzarnos piedras entre unos y otros se puede elegir otro camino. Se puede pensar, reflexionar, ordenar las ideas, verbalizar, escribir, ir más allá de los personalismos y buscar causas de aquello que nos pasa como grupo. Por que cuando uno falla, sufre, cae… fallamos, sufrimos y caemos todos. Aunque no os deis cuenta.

Y cuando elijes ese otro camino aparece la posibilidad de construir algo, de crear algo para uno y para todos desde cero, de pensar sin los límites impuestos.

Nuestra página en construcción: PINKHELP, CADA FLOR DEL TIEMPO QUE QUEMAS EN UN CIGARRO ES VIDA QUE PIERDES. (Momo) nos hace mucha ilusión y estamos deseando presentarla.

De un crack doloroso mañanero a estar metida en todo un proyecto ilusionante en esta noche.

Puede hacerse. Os digan lo que os hagan dicho. Recordad que las palabras crean realidades, 

¿qué palabras vas a decidir pensar/decir hoy?